lunes, 16 de abril de 2007

Haiku 92

en el entierro
de santo a desgraciado
no dejó nada

1 comentario:

Elena de San Telmo dijo...

Llega a los huesos.

Dramáticamente bello.

Un abrazo

Ele