martes, 16 de enero de 2007

Haiku 37

brisa nocturna
aullidos de soledad
acabo el cuento

3 comentarios:

elena de san telmo dijo...

Hola!
El día que llegó a mí un hauki me enamoré y desde entonces no tuve camino de regreso. Tendría que contarte muchas cosas que pasaron desde entonces, pero lo más importante es que con Manolo y Pedro hicimos una página "Fotos y haukis".
Ellos son de España, yo de Argentina.
Quisimos que sea espontáneo. personalmente creo que no se estudia en ninguna parte cómo hacer un buen hauki. Así que estamos escribiendo y también citando a los grandes como Bashô. Al leer tus haukis que son maravillosos, me doy cuenta que me falta un largo camino.
Es difícil no escribir con metáforas y hacer un poema que nos sugiera miles de sentidos.
Recibe mis felicitaciones tu admiradora.

b-on//janbaar dijo...

@elena,
muchas gracias por tu post. Yo también quedé fascinado la primera vez que léi un haiku. Vi su fuerza encerrada y su carga de sentimientos en 3 estrofas. Comprendí la importancia y sutileza de la brevedad. Mucha gente no los entiende creen que todos tienen que ser "consistentes".
A mi también me queda mucho camino que recorrer, igual que a ti ;) y lo que escribo sale de mi interior de lo que siento, de lo que veo, de lo que no quiero, de la nada incluso. Son píldoras personales y no buscan que rimen, que expliquen "explicitamente" algo o que gusten. Son simplemente haikus!
---
Yo también estoy en España > Barcelona

elena de san telmo dijo...

Hola b-o//janbaar!
Me he permitido publicar en "Fotos y haukis" este diálogo de nuestros comentarios por la riqueza de su contenido. Sabes, opino contigo que el hauki tiene una fuerza y un impacto en quien lo lee que remite a sentimientos, a poemas, canciones, y por supuesto a impresiones. El otro día hablando con una amiga le preguntaba que sentía ella cuando iba por la carretera y veía un arco iris y no lo supo responder. Eso es el hauki con sólo con 17 sílabas hace hablar al alma!
Un abrazo de una cómplice del Nano aSERRATo.